Testimonios

EGBE IWORI AWEDA

Agradezco al Egbe Iwori Aweda por la fe, sabiduría, espiritualidad y su tiempo para con todos nosotros los que pertenecemos al templo. Soy una persona que ha pasado por muchas religiones y con todas he tenido experiencias buenas y decepcionantes. Llegué a conocer la religión por medio de mi primo, pues constantemente le hacía el favor de llevarlo para cumplir con ellos y su fe. Era el tipo de persona que ya no tenía un punto fijo de creencias y no tenía interés en la religión hasta acceder a una consulta. La cual dije en mi: "Sí, coinciden en muchas cosas, pero puede pasar con todo, pues". Seguí mi rumbo. Pues a medida del tiempo había eventos y ellos me invitaban sin intención de incluirme ni de hacerme sentir incómoda. Y yo me preguntaba: "¿Por qué no? ¿Qué te lo impide? ¿Cuál es el miedo?". Pues me di la oportunidad por curiosidad y de tener conocimientos de lo que hacen en sus ceremonias. Y me llamó mucho la atención la creencia hacia los ancestros y muchas cosas que en sus explicaciones coincidían con mi día."

Yusthyn Perdomo. Isefa Del Egbe

Llegué al egbe por curiosidad hace alrededor de 10 años. Fue mi primera consulta. A pesar de tener más de 20 años de amistad con Guillermo, quien fue mi mejor amigo desde que comencé en la universidad, nunca le hablé ni le había prestado atención a la religión. Realmente no la conocía y no tenía idea de ella. Cuando comencé a escuchar de cómo eran las consultas, sentí curiosidad porque en ese momento estaba viviendo una situación personal difícil. Pero como Guillermo era mi mejor amigo, tuve un poquito de dudas porque yo le contaba todo. Él conocía mi vida. Y recuerdo que me dijo: "Tranquila, gorda. No voy a ser yo quien te consulte. Allí estarán un grupo de babalawos. Uno en particular te consultará y otros darán también su opinión del signo". Y fui y lo hice. Me quedé impresionada con el signo que me salió. Realmente no recuerdo el nombre, pero lo que explicaba el signo era mi vida tal cual. No eran solo cosas básicas que podía saber Guillermo de mí. Eran cosas que nunca había contado y que yo sabía que esa era mi personalidad tal cual. Me hizo pensar de inmediato que estaba en el lugar correcto. A pesar de que siempre he creído en Dios, nunca había pertenecido a ninguna religión. No me identificaba con ninguna. Y esa sola consulta me dejó pensando: "Aquí es donde debo estar". Y así fue. Desde ese día hice mi ebo. Aunque realmente no fue tan fácil porque era una religión totalmente extraña para mí. No la conocía. Pero esa consulta me dio la confianza de llegar a hacerme iyanifa sin importar lo que mucha gente pensara. Las cuales desconocen la religión y hablan mal de ella sin saber absolutamente nada. Solo juzgan porque alguien les dijo. Porque alguien les contó. O porque pertenecen a religiones totalmente distintas".

Luimar, Iyanifa DEL Egbe

Soy babalawo con 16 años de experiencia y formación en consultas, medicinas y consagraciones. Soy miembro del consejo de Egbe Iwori Aweda, y estoy muy agradecido por el apoyo que he recibido de los demás miembros. El apoyo de los miembros del consejo ha sido fundamental para mi crecimiento como babalawo. Me ha ayudado a desarrollar mis habilidades, a aprender más sobre la religión yoruba y a conectarme con la comunidad yoruba. Estoy muy agradecido por la oportunidad de ser miembro del consejo de Egbe Iwori Aweda.

Julián, Aseda Del Egbe

Si uno es desafortunado, no es lo suficientemente sabio. Allí está el agua en la casa del dios del mar. El mar es la cabeza de todas las aguas. Allí está el agua del dios de la laguna. La laguna es la segunda cabeza de todas las aguas. Allí está la sabiduría dentro de Akoda, Akoda quien enseñó el mundo de Ifá. Allí están las palabras de Aseda, Aseda quien enseñó a los ancianos sabios consejos. Allí está la sabiduría dentro de Orunmila, el ajustador de las fuerzas del mundo, el reparador del infortunio, el único cuyo esfuerzo es el de revertir la mala suerte de los seres. Esto fue adivinado por Ifá para aquellos komoosekomoowa (no inteligentes) que lloraban cada día por no tener buena suerte. A quienes se les dijo que el creador estaba atormentándoles a ellos. Se les advirtió que debían sacrificar. Ebo: jabón negro, una sábana blanca y 2.000 cowries. Pocos de ellos sacrificaron, los que lo hicieron se bañaron con el jabón negro cada 3 o 5 días mientras vestían la sábana blanca. Ellos fueron a la casa y se incorporaron a la religión de Ifá, por la cual, ellos aprendieron las adivinaciones y el conocimiento de Ifá. Ellos oyeron y sacrificaron. Por lo cual se dijo que aquellos komoosekomoowa quienes aprendieron Ifá tendrán suerte al final.

Odu Ose Ofun

Rosbelys, Iyanifa Del Egbe

Un saludo, soy «IfaRomi». Llegué a nuestro Egbe hace aproximadamente 9 años, de los cuales casi 4 son siendo iniciada como Iyanifa. Recibí mi primera consulta de parte de mi padrino, Julian Gascón, y nuestro Oluwo, Guillermo Vega. Recuerdo que fue una experiencia única, quedé sorprendida de cómo pueden leernos en una consulta. Desde ese primer momento recibí su guía y compañía, al igual que de varios Babalawos del egbe. Integrarme fue fácil, hoy en día somos una gran familia.

Estoy Agradecida a IFA por mi Vida y por todo lo que tengo en ella, sobre todo por mi Familia. Valoro todo lo que ha construido a mi alrededor, por las oportunidades que me ha brindado de crecer, amar, prosperar. Las Bendiciones que he recibido son infinitas. Soy Afortunada 🙌

Aboru Aboye Abosise

SOY IFA ARODE, dice el que viste.

Llegué al templo del EGBE IWORI AWEDA en el año 2013 aproximadamente, realizando mi consulta con el Oluwo IFA Lola Akinwande junto a Julian Gascón Ogun Biyi. Es algo difícil recordar con exactitud experiencias en ese momento, pero sin duda alguna hubo 2 que marcaron y cambiaron mi perspectiva de ver las cosas.

En el año 2014 tuve un sueño que fue consultado y resultó ser un Sueño Real. Esto significa que el sueño puede traerte un mensaje, advertencia, una recomendación, como realizarte un Dafa (consulta). En esta oportunidad, este sueño fue de mis Egungún hablándome para que me iniciara rotundamente en la religión, cosa que ya me lo habían dicho de forma muy regular. Y en diciembre del año 2014 me inicié con la ceremonia de Isefá. En su momento fui una persona activa ayudando a mis mayores en actividades, lo cual me llevó a aprender en la parte práctica. Pero IFA no solo es práctica, la base fundamental para comprender la religión está en el estudio. Yo toda mi vida fui de los que no les gusta leer, pero definitivamente para poder ser un Babalawó completo debes estudiar.

Baba Ejiogbe.

Mi nombre es Pedro Sifontes, Ifa Tokun Akinwande, sacerdote del Templo Iwori Aweda.

Pertenezco al concilio de Ifá con el respectivo cargo de Asiwayu.

Me consagré como Babalawo en la línea afrocubana en el año 2012. Luego conocí a Guillermo Vega, Ifa Lola Akinwande, en el año 2013, quien tras enseñarme los preceptos de Ifá se convirtió en mi Baba Ifá. Posterior a ello hice la homologación en la línea de Ifá tradicional.

En mi viaje a Abeokuta, África, me consagré como Ogboni con el título de Gege en dicha fraternidad, de la mano del Araba Ifá Tope Akinwande.

A través de Ifá he conseguido la paciencia, el enfoque, la alineación para saber llevar un buen destino.

Ángel, Babalawo del Egbe

Formo parte del Egbe desde hace 12 años. Conocí el templo a través de mi tío Heinar Hernández. En el 2012 conocí a mi padrino y guía espiritual, Julián Gascón. De verdad que ese día fue un día que me cambió la vida. Desde entonces, he vivido un proceso espiritual de enseñanza y aprendizaje. Estudié, practiqué y aprendí mucho junto con mi padrino Julián Gascón durante varios años. Ifá y el templo Egbe Iwori Aweda han cambiado mi vida. La unión familiar y el apoyo que encontramos dentro del Egbe es incondicional. Mi Oluwo Guillermo Vega, el día 29 de julio del 2017, me brindó la oportunidad de iniciarme como Babalawo, lo que me ha dado herramientas importantes para mi día a día. Después de todo este tiempo, me siguen enseñando y están ahí para mí incondicionalmente. Hoy agradezco a Ifá por mi familia, mi hija que desde el vientre fue cuidada por Ifá al igual que mi esposa, y siempre recibimos los mejores consejos de parte de nuestros mayores en los momentos que más lo necesitamos. En el templo vas a conseguir ayuda, vas a conseguir amigos, vas a conseguir buenas personas para guiarte a mejorar tu calidad de vida y tu personalidad, así como yo conseguí mejorar. Jamás cambiaría mi familia Egbé Iwori Aweda. Para mí, el templo lo es todo. Solo le doy gracias a Olodumare por haberme permitido estar en esta hermosa familia.

Karla Rodríguez, Isefa del Egbe

Conocí a Ifá gracias a Pepe hace más o menos 9 años. Llegué a Ifá por una situación que estaba pasando en casa. La primera vez fui por curiosidad. Mi padrino en ese entonces empezó siendo Juan Vega. Ya una vez viendo lo bello de la religión me fui involucrando un poco más hasta que me pude hacer Isefa y Julián pasó a ser mi padrino adorado. He tenido mis altas y mis bajas y siempre Ifá me ha sacado de esa oscuridad con sus señales y sus actos. Muchas veces he perdido un poco la fe, pero lo lindo de esto es que, aun así, siempre está presente y siempre me envía algo para que yo de una u otra manera mi fe se afinque más. Siempre, pese a cada situación o cosa, sé que Ifá está presente en mi vida. La religión va más allá de lo que nos han dicho. Es estar mal y siempre encontrar esa manito que te ayuda y te alivia. Pues en mi caso ha sido así. Y lo sigue siendo, a pesar de que muchas veces económicamente no he podido. De una u otra forma me ayuda a estar bien. Y siempre lo agradezco.

Genesis, Isefa del Egbe

Conocí Ifá en el año 2016, gracias a Ángel. Mi primera consulta fue con Baba Julián y Baba Guillermo en Alta Vista. Fue una experiencia totalmente diferente y muy reveladora debido a que todo coincidía con el momento que estaba pasando en mi vida en aquel entonces. Desde que llegué me hicieron sentir cómoda y bienvenida, aunque yo estaba asustada jajaja. Luego de ese día sentí que estaba en el lugar correcto. El Egbe es una familia hermosa. He pasado por momentos de dudas, e Ifá y nuestros mayores siempre me han apoyado para seguir adelante. En el 2019 tuve la oportunidad de consagrarme como Isefa, y mi vida solo ha mejorado. Hoy tenemos una familia llena de salud, nuestra bebé está sana y creciendo dentro de Ifá. La bendición más grande para mí ha sido esa. Gracias Ifá y gracias Egbe Iwori Awesa.

Si quieres conocer mas detalles de nuestro concilio de ifa

Únete nuestra hermosa familia

Si buscas un lugar donde puedas explorar tus raíces espirituales, aprender de los sabios y experimentar la profunda conexión que la religión Yoruba Tradicional ofrece, te damos la bienvenida a unirte a nuestra familia Egbe Iwory Aweda. Ya seas un buscador incansable, un amante del conocimiento o alguien en busca de respuestas, te invitamos a compartir este camino con nosotros.

En Egbe Iwory Aweda, creemos que cada paso en esta senda sagrada nos acerca más a la comprensión de nuestro propósito y destino. Te invitamos a explorar nuestra página web, participar en nuestras actividades y conectarte con nosotros para emprender juntos este viaje de descubrimiento espiritual.